Archivo | Vicisitudes Varias RSS feed for this section

Vicisitudes lésbicas: Búsqueda de piso

7 Feb

Vicisitudes lésbicas. Búsqueda de piso

Tras más de un mes de búsqueda de piso con mi chica, nos hemos topado con diferentes propietarios y agentes inmobiliarios, de todas las edades y con mentalidades de todo tipo.

Voy a intentar hacer un pequeño resumen por puntos de los distintos tipos:

1. Está el típico agente inmobiliario, sexo masculino, que obviamente piensa que sois amigas. Dos chicas… sí, ¿cómo van a ser pareja? En primer lugar te dice “¿Es para ti el alquiler?”, a lo que respondes con un “No, es para las dos”. En este caso suceden dos cosas:

  • Alquiler de un estudio. El agente os mira fijamente mientras en su mente… “Uhmm, el piso es de una habitación, son dos chicas, ¿dormirán en la misma cama? ¿una dormirá en el sofá? Uf, no sé, esto es demasiado complicado”– Tras un silencio incómodo (para él, ya que vosotras estáis tan acostumbradas ya que os da risa) procede a enseñaos la vivienda, no sin antes de finalizar volver a preguntaos si es para una de vosotras sola. Sí, parece que no ha inclinado bien la cabeza para que sus dos neuronas se junten y procesen la información.
  • Alquiler de dos o tres dormitorios. Os reunís con el agente, os saluda, sin preguntas, todo va genial hasta que llega el momento de enseñar la habitación de matrimonio. Claro!! Esta es la habitación más grande de la casa y tiene aseo propio!! Y ahí llega su inteligente comentario: “Bueno, tendréis que echar a suertes quién se queda con la habitación”; comentario que ignoráis y él se queda como un idiota pensando que no entiende lo sucedido. Al igual que el anterior, tampoco se da cuenta de que sois lesbianas.

2. Luego tenemos al agente inmobiliario mujer! Ya habéis hablado por teléfono de que quieres ver un piso y sois dos chicas. Llegáis, os enseña el primer piso y cuando llegáis a la habitación de matrimonio estáis a la espera de otro típico comentario, pero no dice nada; termina de enseñaos el piso, os gusta, le comentáis que está bien, que si el precio podría bajar algo… dice que lo mirará y de repente dice “Bueno, puedo enseñaos algo más económico, ¿sólo necesitáis una habitación verdad?”—— AAAleeeeluya!!! ¿Tan difícil era que alguien lo pillara?

3. El propietario, sexo masculino, unos 60 años de edad. Para ellos no existen las lesbianas. No metáis un perro en la casa. Su mujer se quejará de todo.

4. Y por último, la propietaria, mujer, unos 30 años de edad, con hijos. En seguida se da cuenta de que sois pareja, sin hacer ningún comentario ya os pregunta si necesitaréis alguna cama en la habitación de invitados. Finalmente decidís quedaos con este piso que es el más bonito y la mujer os dice que ya se han interesado un par de personas pero le tiene mucho aprecio a su piso y sabe que vosotras lo cuidaréis bien. Punto para las lesbianas! Las mujeres somos más cuidadosas 🙂

Así que, tras este breve, muy breve resumen, ya que si os contara todo lo que nos pasó tendría que redactar un libro completo, mi conclusión es: ¿Las lesbianas somos invisibles para los hombres? ¿Estamos tan estereotipadas que si no somos las típicas “bolleras” no se dan cuenta?  Bueno, yo he llegado a mi propia conclusión de que las mujeres somos más inteligentes; no quiero ofender a ningún hombre pero aquí sólo he reflejado mi experiencia tal cual ha sucedido.

Si conocéis más tipos de propietarios o agentes inmobiliarios, ya sabéis! Comentad vuestra experiencia, estaré encantada de leeros 🙂

Anuncios

Vicisitudes post-concierto. Con L de Supersubmarina

26 Ene

Hetero la que no vote

Parece que ya se va a convertir en tradición esto de escribir una entrada tras cada concierto.

Ayer estuve en el concierto que dio Supersubmarina en la sala The One en San Vicente del Raspeig (Alicante). El concierto fue increíble!! Son muy grandes esos chicos. Pues bien, antes del concierto, ya en la sala teníamos cerquita a un grupo de bolleras (ellas se llamaban a sí mismas de este modo) muy bajitas, que yo siempre me pregunto ¿por qué la mayoría de lesbianas son tan bajitas? (agradeceré vuestras conclusiones a cerca de esto). Bueno, el caso es que este grupo de bolleras estaba desesperado por ligar! Hacían comentarios del tipo Voy a ponerme un cartel que diga, bolleras venid a mí, y andaban buscando por toda la sala a más lesbianas. También es cierto que conforme el alcohol fue adentrándose en sus venas piropeaban a cualquier chica que pasaba cerca.

El caso es que, no sé si os habéis fijado, pero Supersubmarina es un grupo que nos gusta mucho a las lesbianas. ¿Por qué normalmente tenemos los mismos gustos musicales entre nosotras? ¿Qué lesbiana decidió que nos tenía que gustar a todas Supersubmarina?

Bueno, lesbianas a parte, el concierto estuvo genial, saltamos como locas, gritamos, nos quedamos afónicas y es que los chicos de Supersubmarina son muy, muy grandes!!!

Así que lesbianas del mundo, os animo a que vayáis a algún concierto suyo! Si ellos no os gustan al menos tendréis la opción de ligar con alguna lesbiana.

Aquí dejo el único vídeo que he encontrado del concierto de ayer de Supersubmarina

[youtube watch?v=XfQow4giJLU]

No es mi amiga, es mi NOVIA

11 Nov

No es mi amiga, es mi novia

¿No os ha pasado que vuestra familia llame a vuestra novia “amiga”? A mí sí. Hace tiempo ya me llamó la atención que la madre de mi chica me presentara como “la amiga de mi hija”, claro, la amiga que tu hija lleva a cumpleaños familiares, con la que duerme, a la que se tira… No entiendo porque no se atreven a decir la palabra NOVIA.

Pues bien, ahora soy yo la que lleva un mes de reuniones familiares en las que siempre me dicen “preséntame a tu amiga”, “¿ésta es tu amiga?” y cosas por el estilo con el sustantivo “amiga”.

No sé de dónde procede este problema, si es mi madre la que ha dicho que voy con una amiga… aunque tampoco creo que haya lugar a dudas de que es mi novia, es obvio no? Quién lleva a una amiga a reuniones familiares?

Pero no creo que sea un problema únicamente de las lesbianas, mi mejor amigo hace años que salió del armario y oigo comentarios de sus padres diciendo “el amigo de mi hijo”. Así que no es cuestión de la tan famosa ya “visibilidad lésbica”, creo que el problema es de la sociedad, ¿realmente esas personas que van de modernas lo son?. No he de comentar que la secta católica ha hecho mucho daño y aún pretenden continuar haciéndolo (no, en serio, un día haré una entrada de esto porque tengo mucho que decir), el caso es que por el motivo que sea, esta sociedad capitalista y de consumo del s. XXI, con sus iPads, sus gafas de pasta y su “mentalidad abierta” sigue sin aceptar que una persona pueda estar con alguien de su mismo sexo.

Pues sí, señores, soy una mujer que está con otra mujer. Y esa mujer no es mi amiga, es mi NOVIA

Vicisitudes post-concierto

27 Oct

 

 

 

 

 

No suelo escribir yo de estas cosas pero creo que esta ocasión merece la pena.

Espero que no se me tiren muchas fans encima tras esta entrada que sólo es mi punto de vista y opinión personal.

“Pero dilo ya Evey! De qué vas a hablar?” 

Pues bien, como el título del blog indica, anoche estuve en un concierto. Exactamente el tercer concierto al que asisto en lo que va de año de Carmen Boza. Para los que no la conozcáis, es una joven cantante, con un voz preciosa y mucho arte con la guitarra, seguida en su mayoría por lesbianas. Respecto a la condición sexual de ésta no se ha dicho nada, aunque sí se puede intuir, pero esto no es lo que hoy quiero contaros.

Anoche, en su concierto en Subway The Pop en la ciudad ilicitana, tuvo un buen comportamiento en el escenario, comentó, rió, agradeció (aunque cantó menos canciones de lo normal en sus conciertos). Fue cuando terminó el concierto que se formó una gran cola para realizarse fotos con ella. A mí no me hacía especial ilusión puesto que ya tenía un par de fotos con Boza de anteriores conciertos, pero íbamos con gente que aún no la había visto así que tocaba foto con la cantante (como es normal).

Esperábamos tranquilamente nuestro turno mientras la gente charlaba con ella, se hacía fotos, y volvía a repetirlas porque salían mal… Ahí ya vi algunos gestos de Boza un tanto feos como, tras decir que no más fotos a un grupito, agachaba la cabeza en el momento del flashazo para no salir en la foto. Es cierto que hay gente un poco pesada pero ¡si vas de artista, compórtate y aguanta!

Ya era nuestro turno! Nos acercamos a ella y nos sorprendió que no nos dijera nada, cuando anteriormente siempre preguntaba qué te había parecido su concierto… vale, puede estar cansada. Nos hacemos una foto rápida y ella se aparta, agacha la cabeza hacia su cerveza y se pone a bailar en plan “dejadme en paz, no me habléis”.

Con esta parrafada lo único que quiero decir es que, puedes tener un mal día, estar cansada de las fotos con los fans… pero a no ser que seas una gran estrella, no puedes tener ese tipo de comportamiento. Al fin y al cabo, son tus fans los que compran tu entrada, quienes comparten tus vídeos con amigos, incluso quiénes (me incluyo) compraron tu cd (sí, sí, ese que ahora es gratuito) para ayudarte en tu carrera.

Porque, querida Boza, sin fans no hay nada.

(Probablemente vuelva a asistir a algún concierto suyo, pero esta vez, estaré al fondo, sentada, con una cerveza y charlando tranquilamente. Como realmente se hace en los pubs con música en directo, porque ayer, Boza, tu comportamiento me demostró que no eres una artista)