Tag Archives: maletas

Dónde conocer a una lesbiana

13 Mar
Buscando lesbis. Radar activo

Buscando lesbis. Radar activo

Del post Cómo reconocer a una lesbiana llega… Dónde conocer a una lesbiana! 

Pues bien, ya me comentaban en uno de los post que es muy difícil conocer lesbianas si no vas a pubs de ambiente. Así que hoy traigo una solución a este problemilla, no sé si te servirá pero yo voy a hacer una lista (sí, me gusta hacer listas) de sitios dónde veo habitualmente a más chicas lesbianas.

1. El número uno inevitablemente son los pubs y discotecas de ambiente. Es cierto que no es el lugar ideal para conocer a tu futura pareja estable, por eso de que la gente va borracha, de noche todos los gatos son pardos… sí, la puedes liar, o mejor dicho, liarte con alguna chica no muy de tu gusto vamos… Pues eso, discotecas de ambiente, lugar en el que tu gaydar no va a fallar porque todas son bolleras al acecho de una presa indefensa. Uhhhhh que miedo.

Advertencia importante: No consuma alcohol antes de acudir a estos sitios o podrá sufrir efectos adversos. Para más información, consulte con Evey.

Seguimos!

2. La universidad. Oh là là!! Sobre todo en verano (guiño, guiño). Bueno, es bien sabido por todos que las lesbianas somos unas chicas muy cultas e inteligentes y es por ello que en la universidad podrás encontrar muchas, muchísimas! Y de todos los estilos, no como suele suceder en los pubs de ambiente. Sí, esta es mi opción favorita y es que… aquí conocí a mi chica, ella me miraba en clase, yo la miraba a ella disimuladamente y… (bueno, este no es el tema hoy).

Por el campus encontrarás muchas, tan sólo presta atención a tu gaydar y mándales alguna señal. Piensa que es un bonito lugar dónde crear una próspera relación (si es lo que quieres, sino… discoteca)

3. Pasea al perro. Ya sé que no este punto no equivale a un lugar pero si vives en la ciudad, digo ciudad porque en los pueblos hay menos gente y es más difícil, te encontrarás con muchas lesbianas paseando al perro. Parece que todas las lesbianas o tenemos perro o tenemos gato, se ve que

nos gustan los animales. Si no tienes perro adopta uno o dile a un amigo que te deje salir a pasearlo, acude a zonas dónde hayan parques ya que es más probable encontrarte con gente.

(Si a alguna le pasa como a mí que cada vez que salgo a pasear al perro me cruzo con alguna lesbiana que me lo cuente en un comentario)

4. Gimnasio. Aunque te dé aversión ver a esos hombres sudados intentado lucir sus atrofiados músculos (borra la imagen de la mente que no quiero traumatizarte) podemos encontrar muchas mujeres. A las lesbianas nos gusta mucho el deporte, eso sí, difícilmente encontrarás alguna lesbiana en una clase de aerobic ya que preferimos deportes más duros; pero el gimnasio podría ser un buen sitio para conocer a otra mujer que se acerque a ti en plan sexy un poco sudada, pero sin oler mal y eso, como en las pelis vamos.

5. Y por último, aunque no lo aconsejo, el chat. Debes usarlo como último recurso, sólo si te ves desesperada, ya que es lo que encontrarás ahí, mujeres desesperadas. Y no esperes encontrar a la típica chica guapa (que quizá sí) pero un 99% serán las chicas que no consiguieron ligar en nuestro punto 1 (discoteca) y han terminado ahí (como tú). No lo hagas. No entres, de verdad, tienes 4 lugares antes a los que acudir, seguro que hay suerte en alguno de ellos.

Y esta es mi lista. Si conoces más sitios dónde conocer a lesbianas déjalo en el comentario, podrás ayudar a otras lesbianas a encontrar a su media naranja 🙂

Anuncios

Vicisitudes lésbicas: Búsqueda de piso

7 Feb

Vicisitudes lésbicas. Búsqueda de piso

Tras más de un mes de búsqueda de piso con mi chica, nos hemos topado con diferentes propietarios y agentes inmobiliarios, de todas las edades y con mentalidades de todo tipo.

Voy a intentar hacer un pequeño resumen por puntos de los distintos tipos:

1. Está el típico agente inmobiliario, sexo masculino, que obviamente piensa que sois amigas. Dos chicas… sí, ¿cómo van a ser pareja? En primer lugar te dice “¿Es para ti el alquiler?”, a lo que respondes con un “No, es para las dos”. En este caso suceden dos cosas:

  • Alquiler de un estudio. El agente os mira fijamente mientras en su mente… “Uhmm, el piso es de una habitación, son dos chicas, ¿dormirán en la misma cama? ¿una dormirá en el sofá? Uf, no sé, esto es demasiado complicado”– Tras un silencio incómodo (para él, ya que vosotras estáis tan acostumbradas ya que os da risa) procede a enseñaos la vivienda, no sin antes de finalizar volver a preguntaos si es para una de vosotras sola. Sí, parece que no ha inclinado bien la cabeza para que sus dos neuronas se junten y procesen la información.
  • Alquiler de dos o tres dormitorios. Os reunís con el agente, os saluda, sin preguntas, todo va genial hasta que llega el momento de enseñar la habitación de matrimonio. Claro!! Esta es la habitación más grande de la casa y tiene aseo propio!! Y ahí llega su inteligente comentario: “Bueno, tendréis que echar a suertes quién se queda con la habitación”; comentario que ignoráis y él se queda como un idiota pensando que no entiende lo sucedido. Al igual que el anterior, tampoco se da cuenta de que sois lesbianas.

2. Luego tenemos al agente inmobiliario mujer! Ya habéis hablado por teléfono de que quieres ver un piso y sois dos chicas. Llegáis, os enseña el primer piso y cuando llegáis a la habitación de matrimonio estáis a la espera de otro típico comentario, pero no dice nada; termina de enseñaos el piso, os gusta, le comentáis que está bien, que si el precio podría bajar algo… dice que lo mirará y de repente dice “Bueno, puedo enseñaos algo más económico, ¿sólo necesitáis una habitación verdad?”—— AAAleeeeluya!!! ¿Tan difícil era que alguien lo pillara?

3. El propietario, sexo masculino, unos 60 años de edad. Para ellos no existen las lesbianas. No metáis un perro en la casa. Su mujer se quejará de todo.

4. Y por último, la propietaria, mujer, unos 30 años de edad, con hijos. En seguida se da cuenta de que sois pareja, sin hacer ningún comentario ya os pregunta si necesitaréis alguna cama en la habitación de invitados. Finalmente decidís quedaos con este piso que es el más bonito y la mujer os dice que ya se han interesado un par de personas pero le tiene mucho aprecio a su piso y sabe que vosotras lo cuidaréis bien. Punto para las lesbianas! Las mujeres somos más cuidadosas 🙂

Así que, tras este breve, muy breve resumen, ya que si os contara todo lo que nos pasó tendría que redactar un libro completo, mi conclusión es: ¿Las lesbianas somos invisibles para los hombres? ¿Estamos tan estereotipadas que si no somos las típicas “bolleras” no se dan cuenta?  Bueno, yo he llegado a mi propia conclusión de que las mujeres somos más inteligentes; no quiero ofender a ningún hombre pero aquí sólo he reflejado mi experiencia tal cual ha sucedido.

Si conocéis más tipos de propietarios o agentes inmobiliarios, ya sabéis! Comentad vuestra experiencia, estaré encantada de leeros 🙂

El mito de la maleta

23 Ago

¿Es cierto que la lesbiana siempre va a la segunda cita con la maleta? Parece ser que es otro de los tópicos que nos añaden a las lesbis. Sales, te encuentras con otra bollera que irá vestida de hombre y le pides las llaves de su casa (así es como se lo imaginarán los heteros).

Pues yo creo que en un 90% de los casos (y mis estadísticas inventadas nunca fallan) es cierto. Las lesbianas vamos con maleta. Pero ¿por qué sucede esto? ¿Sucede solamente entre lesbianas?

Bien, veamos. Hablando el otro día con mi chica, sí, esa lesbiana que tras llevar un mes conmigo empezó, disimuladamente, a meter su ropa en mi casa hasta que unos 7 meses después ya tenía un hueco en mi armario con sus cosas (esa es mi novia). Pues bien, tras hablar con ella sobre este tema, se le ocurrió una razón más social que fisiológica sobre porqué sucede esto.

Las mujeres somos unos seres sociables, y es por ello que necesitamos estar acompañadas. Pero vosotros diréis, entonces no es cosa de lesbianas. Ahí está el tema, una lesbiana necesita el contacto continúo que sólo otra mujer estará dispuesta a darle, lo que no sucede entre heterosexuales con distintos intereses.

Podría ser cierta esta definición, algo de lógica tiene, pero a mí no me queda del todo claro este tema. Así que por favor, espero vuestras opiniones, experiencias y comentarios 🙂